¡Llámenos ahora!

91 547 10 94

En qué razones basarnos para elegir una empresa de reformas

Si estás pensando en hacer una reforma en tu hogar o en tu negocio, y tienes claro que lo más acertado es ponerte en manos de una empresa especializada en reformas, has llegado al sitio adecuado porque en este artículo vamos a darte las razones en las que has de basarte para seleccionar la empresa que más se adapte a ti.

Es cierto que elegir una empresa de reformas puede no resultar una tarea fácil, pero tranquilo, vamos a ayudarte para que la elección que realices sea todo un éxito.

 

Razones para elegir una empresa frente a otra

 

Una vez que tienes claro qué obra necesitas hacer, te has fijado un presupuesto y has consultado a varias empresas (es recomendable que contactes con, al menos, tres), lo ideal es que estudies las propuestas que te planteen y no te fijes solo en aquel que sea más barato.

 

1. Nuestro consejo es que, en primer lugar, compruebes las referencias de los profesionales que se van a hacer cargo de la remodelación de casa o negocio. Pedir información y consultar la opinión de otros clientes puede evitar muchos disgustos posteriores. Está claro que puede haber opiniones para todos los gustos, pero puede ser llamativo que una misma empresa tenga varios comentarios negativos que se refieran a un mismo hecho o situación.

 

También te va a interesar: Empresa de reformas, factores para saber elegirla

 

2. Es importante que te asegures de que la empresa cumple con la normativa vigente, es decir, que sus trabajadores están dados de alta en la Seguridad Social, dispone de un seguro de responsabilidad civil, cumple con la ley de prevención de riesgos laborales, etc.

 

3. Antes de firmar un contrato, no dejes de supervisar la política de cobros que tenga la empresa de reformas. Son muchas las modalidades de pago que se pueden encontrar así que, para evitar problemas posteriores, te aconsejamos que te centres en aquellas empresas que se ajusten a tu liquidez (no es lo mismo hacer un pago fijo mensual que pagar una provisión de fondos inicial y, después, liquidar la diferencia al final).

 

4. No está de más visitar las empresas, sobre todo, si has hecho un primer barrido a través de internet. Ten en cuenta que, si la sociedad que elijas está en tu ciudad, pueden abaratarse algo los costes.

Además, no hay nada como el trato personal. Una empresa que tenga contratados buenos profesionales se interesará en ir a ver el inmueble, querrá conocer cuál es la idea que tienes en mente y diseñará un proyecto exclusivo para ti, que se adapte a tus necesidades y que tendrá en cuenta las alternativas a los posibles problemas que puedan derivarse de la propia obra.

 

Razones para elegir una empresa frente a otra

 

5. Otro punto a tener en cuenta es que las empresas que trabajan con planos son más fiables porque este hecho indicará que, entre su personal, tiene arquitectos y aparejadores. Para elaborar un plano hay que hacer un estudio pormenorizado de la situación actual del inmueble y de cómo va a quedar después de la obra. Te recomendamos que fijes especial atención a aspectos relevantes como las demoliciones de muros o a cómo va a quedar la distribución eléctrica o la fontanería.

 

6. Por último, pero no por ello menos importante, te recomendamos que compruebes que la empresa seleccionada realice la obra en su totalidad, no que subcontrate con terceros ciertos trabajos (electricistas, pintores, carpinteros, etc.). Esto es relevante para que se coordine adecuadamente todo el proyecto.

Para concluir, te diremos que leas bien el contrato antes de firmarlo, comprobando que todas las partidas presupuestarias están bien explicadas, los plazos están correctamente definidos y expresa de forma clara las garantías.

 

5 razones para hacer una reforma integral en mi casa

Reformar nuestro hogar siempre genera mucha inquietud y es normal ir posponiendo la decisión de empezar; sobre todo, por las posibles molestias a las que vamos a tener que enfrentarnos. En este artículo, vamos a exponerte una serie de razones para darte el empujón final a la hora de realizar una reforma integral en casa.

 

¿Qué motivos o razones tienes para hacer una obra como esta?

 

Si estás leyendo este artículo es que, a buen seguro, la idea lleva rondando durante un tiempo en tu cabeza, y es que tu casa ya no está cumpliendo con la función para la que fue creada. Es el momento del cambio. Repasemos por qué.

 

1. Tú y los tuyos tienen nuevas necesidades

 

 

La vida es un constante cambio y, por supuesto, la familia también evoluciona. La llegada de hijos al hogar y su partida hacen que nos demos cuenta de que las viviendas necesitan un cambio para adaptarlas a estos movimientos de los miembros de la familia.

En este sentido, veremos que podrá ser necesario dividir un dormitorio para crear dos, que tengamos que hacer la cocina más grande o, incluso, hacer un nuevo cuarto de baño. Estos posibles

cambios harán que nuestra casa alcance más funcionalidad, pero también que sea más cómoda para todos los miembros de la familia y que su estética se vea renovada.

 

 

También te va a interesar: Reforma integral de mi casa, 10 pasos a seguir.

 

 

2. Seguridad y renovación de materiales

 

El paso del tiempo hace que los materiales se desgasten y que, además de perder lustre, se pierda también en seguridad. Así, por ejemplo, pensemos en la puerta de la entrada o en las ventanas. No solo son los elementos más vulnerables ante indeseables intromisiones, sino que también son los lugares por los que se pierde calor y por los que es más fácil que aparezcan humedades.

 

3. Renovación de estilo

 

Solemos cansarnos de ver un determinado estilo y más cuando estamos ante una casa vieja. Al realizar un cambio, vamos a tener un hogar como siempre hemos soñado, con materiales más modernos que aporten la estética y la comodidad que queremos.

Buscar la luz, la claridad, colores neutros y materiales naturales suele ser lo que más se demanda en la actualidad, lejos ya del mobiliario oscuro y gigantesco que se podía ver en los salones de nuestros abuelos. Si aportamos también un poco de racionalidad a la hora de buscar espacio para almacenar, podremos organizar con cabeza nuestros objetos cotidianos.

 

 

Qué motivos o razones tienes para hacer una obra como esta

 

 

4. Mejora de la eficiencia energética

 

A todos nos encanta ahorrar algo de dinero y, mejorando la eficiencia energética de tu domicilio, vas a conseguir reducir la factura de la luz y del gas. Esto será gracias a la instalación de nuevos elementos que te garanticen que no va a haber fugas de calor en invierno, así como a la iluminación de bajo consumo, a electrodomésticos que tienen sistemas o modos de funcionamiento ecológicos que consumen menos electricidad, etcétera.

Quizá te parezca mucha inversión inicial, pero te aseguramos que a la larga vas a amortizar este gasto y, al mismo tiempo, vas a ayudar a cuidar el medio ambiente.

 

5. Revalorizar tu vivienda

Seguramente te gusta que tu casa esté a un precio de mercado porque nunca sabes cuándo te verás obligado a venderla, ya sea por una mudanza, porque la heredaste y quieres monetizar el bien inmueble o porque quieres alquilarla. El caso es que hacer una inversión de este tipo de obra va a hacer que tu piso o chalet valga más.

Seguro que podríamos enumerarte muchos más motivos, pero creemos que estos son los principales y con ellos hemos querido ayudarte a tomar la decisión de encarar este proceso, sabiendo que es lo más adecuado para ti y para tu comodidad.

 

Reformas en mi cocina y cómo plantearlas

Ha llegado el momento de plantearme hacer reformas en mi cocina, pero no sé por dónde empezar. Si te has repetido esta frase varias veces en los últimos meses, estamos seguros de que este artículo te va a interesar mucho porque aquí vamos a hablarte de los pasos que debes seguir para que tu proyecto de reforma salga estupendamente.

¿Qué es lo primero que debes hacer?

 

Analizar cuáles son tus necesidades y, en base a ello, establecer prioridades para que todos los habitantes de la casa se sientan cómodos con las decisiones adoptadas.

Deberemos fijar un presupuesto e ir desglosando cuánto vamos a gastar en cada parte de la reforma. Nuestro consejo es que hagamos una investigación sobre precios antes de acudir a ningún sitio para que podamos hablar el mismo idioma que nuestros interlocutores. Evidentemente, los precios cambian mucho en función de los materiales o estilo que queramos darle a la cocina.

Cuando esto esté claro, tendremos que buscar a  un profesional para contarle nuestras ideas y exponerlas en común. Nadie conoce mejor nuestra  cocina que nosotros mismos, así que este será el momento de contarle al profesional qué limitaciones tiene la estancia (columnas, estrechamientos, tomas de luz y de agua, etc.) Por supuesto, deberemos indicar qué es lo que tenemos en mente (cambiar azulejos, renovar los suelos, cambiar instalaciones…) para ver si puede hacerse realidad.

Lo ideal es buscar a profesionales especializados que nos ofrezcan garantías y que se ocupen de todo el proceso, desde su inicio hasta su completa finalización.

También te recomendamos que visites a varios y que solicites, al menos, tres presupuestos para encontrar no solo el mejor precio, sino también, el mejor plazo y el servicio post venta más adecuado.

 

Si te está resultando interesante este artículo, te recomendamos también la lectura de 5 claves para saber que tengo que hacer reformas en mi cocina.

 

Ya tengo seleccionada la empresa, ¿por dónde sigo?

 

Ahora tendrás que firmar un contrato. Si las cosas quedan por escrito y están detalladas lo máximo posible, podremos evitar discrepancias posteriores. Será el documento al que acudir cuando nos surjan dudas, donde se establecerá el plazo y la forma de pago (lo más habitual es ir haciendo pagos a medida que vayan avanzando las obras, por lo que es importante que vayamos solicitando las correspondientes facturas para ir verificando las cantidades y porque, además, van a constituir la garantía ante posibles reclamaciones posteriores).

 

Qué es lo primero que debes hacer

 

Vale, ¿y ahora qué?

 

Ahora vamos a tener que solicitar los permisos necesarios. Dependiendo del lugar en el que vayas a hacer la reforma, requeriremos unas licencias u otras porque son a nivel municipal. Normalmente bastará con una comunicación al Ayuntamiento y el abono de alguna tasa. El coste no suele ser muy elevado y nos va a aportar la tranquilidad de estar haciendo las cosas bien sin que después pueda decirnos algo algún vecino y nos venga una multa cuando menos la esperamos.

Recuerda que si la obra de la cocina va a generar escombros, tendremos que gestionar el alquiler de un contenedor (nosotros mismos o la empresa que hayamos contratado para hacer la reforma).

No olvides informarte sobre si hay algún tipo de subvención en ese momento, ya que suele haber ayudas para algunas partes importantes como el cambio de caldera, la sustitución de las instalaciones de agua, electricidad o gas siempre que puedan contribuir a mejorar la eficiencia energética de nuestro hogar.

 

¿Alguna cosa más que deba saber?

 

Es importante acometer una obra con paciencia. Transformar una estancia de nuestra casa va a implicar molestias en nuestro día a día pero debemos tener en mente que el fin va a merecer la pena. Dejarse asesorar es también imprescindible y fijarnos en los detalles nos dará tranquilidad después.

 

5 factores para decidir renovar los cierres de mi casa

Si estás pensando en mejorar realizar reformas integrales enfocadas a los cierres de tu casa, es decir, las ventanas, las puertas y las persianas, pero no tienes claro cómo enfocarlo o no terminas de decidirte, en este artículo te vamos a dar cinco claves para que te animes a realizar esa renovación en la que llevas tiempo pensando.

¿Por qué renovar los cierres de mi hogar?

 

Cuando nos planteamos esta cuestión es que ha llegado la hora de cambiar los cierres de mi casa. A continuación, vamos a darte cinco motivos:

 

  1. En primer lugar, la seguridad. Sin duda, es lo primero que se nos viene a la cabeza al pensar en razones para hacer esta inversión. Los amigos de lo ajeno y los «okupas» están siempre al acecho, y cuanto mayores medidas de seguridad tengan los accesos a nuestra vivienda, más difícil será que cumplan su cometido.

 

Existen diferentes tipos de puertas y ventanas con unos niveles de seguridad muy elevados, que cuando además incluyen otros elementos como cerraduras antibumping, van a aportarnos mucha tranquilidad.

 

  1. La segunda razón tiene que ver con nuestros bolsillos, y es que el ahorro energético va a permitir que podamos pagar un poco menos en la factura de la luz.

 

Tener unas ventanas y unas persianas que nos aislen perfectamente de las inclemencias meteorológicas harán que podamos ahorra hasta un setenta por ciento, tal y como establece la Guía técnica para la rehabilitación de la envolvente térmica de los edificios.

 

Si además la puerta de acceso a nuestra morada no tiene fugas, este ahorro puede ser un poco superior.

 

  1. Otro de los grandes beneficios para animarte a cambiar los cierres de domicilio es lograr un menor nivel de ruido. Si vives en una zona con mucho tráfico, podrás colocar ventanas con vidrio de tratamiento acústico, que impedirá el paso de ondas sonoras y vibraciones, lo cual, estamos seguros, te proporcionará mucho mayor bienestar al interior de tu hogar.

 

También te va a interesar: Reforma integral de mi casa, 10 pasos a seguir

 

  1. No podemos olvidar el punto de vista estético, y es que cambiar las ventanas, las persianas y las puertas de nuestra casa dará un nuevo aire a toda la vivienda. Si elegimos las adecuadas, además de verse todo mucho mejor y más moderno, también puede facilitarnos las tareas de limpieza porque en la actualidad los materiales usados están preparados para soportar el paso del tiempo de manera más efectiva: resisten la corrosión y la contaminación más fácilmente y están preparadas para quedar impolutas solo con un poco de agua y jabón neutro.

 

  1. Por último, indicaremos que, ante todo, es una buena inversión a largo plazo. Gastarnos el dinero ahora en esta renovación nos garantizará que durante muchos años no tengamos que preocuparnos por estos elementos arquitectónicos.

 

Además, si decidimos vender nuestra propiedad, esta habrá aumentado su valor tras haber realizado los cambios. Pensemos en que lo primero que uno se plantea cuando cambia su domicilio es en establecer medidas de seguridad mínimas. De esta forma, solo tendríamos que cambiar la cerradura, así que esto puede suponer un valor añadido.

 

Cuándo-es-el-momento-más-adecuado-para-cambiar-los-cierres

 

¿Cuándo es el momento más adecuado para cambiar los cierres?

 

Aunque son varios los que pueden llevarte a tomar esta decisión, vamos a destacar dos:

 

  1. Cuando las ventanas o la puerta de acceso nos están dando problemas al cerrar adecuadamente.

 

  1. También lo es que cuando vamos a acometer una reforma integral de la vivienda ya que, lo más habitual es contratar a un profesional que determinará lo que mejor se adapte a tus necesidades.

 

Realizar cambios a los cierres de tu casa te dará tranquilidad y sobre todo plusvalía. Realiza un buen análisis de tus posibles necesidades y de los diferentes materiales disponibles en el mercado.

 

Reforma integral de mi casa, 10 pasos a seguir

Si estás pensando en realizar una reforma integral de tu casa, pero no sabes por dónde empezar, no te preocupes, estás en el lugar indicado pues en este artículo vamos a darte una pequeña guía para que abordar esta ardua tarea te sea pan comido.

Lo primero que has de pensar es: «Quiero hacer una reforma integral de mi casa¿qué debo hacer?».

 

Pasos a seguir

 

Te daremos los diez pasos más importantes:

 

1. Establecer un presupuesto. Lo ideal es contactar con profesionales para que vean la casa y calculen de una forma más ajustada. Sin embargo, para una primera aproximación, puedes utilizar un calculador de reformas online.

2. Comenzar a buscar profesionales para que lleven a cabo la obra. Lo ideal es contactar con, al menos, tres empresas para poder analizar qué nos ofrecen.

3. Solicitar presupuestos a estas empresas para que puedas compararlas. Es importante que todos los profesionales presupuesten el mismo suministro para que sea más fácil realizar esta tarea.

4. Hablar con cada uno de los habitantes de la casa para establecer cuáles son sus necesidades. Aunque normalmente comenzarías con la cocina y los baños por ser las estancias de la casa que más se utilizan, no está de más que analices con el resto de las personas de tu hogar qué pueden requerir y calcular qué es posible llevar a cabo y qué no.

 

También te va a interesar: Reformar mi casa, claves para hacerlo bien

 

5. Seleccionar las calidades. Con este paso nos referimos a elegir los muebles de cocina, los tipos de suelos, grifos, electrodomésticos, etc. Obviamente, este paso será el más determinante a la hora de no salirnos del presupuesto fijado, pues dentro de una misma estancia, elegir muebles de mejor o peor calidad hará que se engrose más o menos la factura final.

6. Elegir la empresa que va a realizar los trabajos. Una vez analizados los presupuestos, llegará la hora de tomar una decisión con respecto a qué profesionales serán los encargados de realizar la reforma integral de tu casa.

Nuestro consejo es que te quedes con aquella con la que te sientas más cómodo porque este proceso puede ser más o menos sencillo y cómodo en función de si te sientes escuchado y puedes poner tus ideas en común con los diferentes profesionales.

7. Firmar un contrato. Aunque puede parecer una obviedad, es importante dejar las cosas por escrito, ya que, durante el proceso, pueden surgir malos entendidos. Debes acudir a lo que se firmó de antemano para solucionarlos de manera satisfactoria para ambas partes. Lógicamente, va a ser una garantía, sobre todo en casas antiguas donde pueden aparecer gastos extras ocasionados por vicios ocultos.

 

Infórmate-de-qué-permisos-son-necesarios-para-acometer-las-obras

 

8. Infórmate de qué permisos son necesarios para acometer las obras. Casi todas las obras requieren permisos o licencias. Si has seleccionado una empresa adecuada, serán los que se encarguen de realizar el trámite ante el ayuntamiento, pero en todo caso, no está de más que te acerques y preguntes porque no suelen ser caras y es una forma rápida de acallar posibles quejas de vecinos.

9. Mantén una comunicación fluida con los profesionales que están realizando la reforma, es decir, que si una cosa que están empezando a poner no te gusta, es mejor indicarla en el momento y no arrepentirse cuando ya han acabado.

10. Por último y no por ello menos importante, ten paciencia. Somos conscientes de que enfrentarse a una obra en nuestra vivienda altera a cualquiera y más si pueden surgir imprevistos o extras con los que no contábamos.

Encarar cada paso con templanza será bueno para todos, para el entorno, para la empresa que realiza la reforma y para ti.

 

Reformar mi casa, claves para hacerlo bien

Necesito reformar mi casa, ¿por dónde debería empezar? Es una duda que, seguro, te habrá asaltado si te has propuesto embarcarte en un proyecto de esta magnitud. Es importante que des los pasos adecuados y tomes las decisiones acertadas para conseguir el mejor resultado. De este modo, evitarás cometer errores de los que podrías estar arrepintiéndote durante mucho tiempo.

Buenas prácticas a la hora de poner en marcha un proyecto de reforma

Para ayudarte a no dejar ningún cabo suelto, hemos elaborado este decálogo de claves y consejos útiles. Si los sigues, comprobarás como la reforma integral de tu vivienda se convierte en un proceso tranquilo y sin contratiempos.

1. Puesta en común de las necesidades reales. Reúne a tu familia o a las personas que convivan contigo y anota lo que cada uno entiende que es susceptible de ser mejorado, estancia por estancia. El objetivo es aumentar el bienestar y confort de todos los habitantes de la vivienda.

2. Obtén un certificado de eficiencia energética. Este informe te ayudará a saber si en tu casa el aprovechamiento de la energía ofrece un alto rendimiento y si el nivel de aislamiento térmico y acústico se corresponde con lo que establece el Código Técnico de la Edificación. Será un buen punto de partida para conocer deficiencias que puedas arreglar y que, a la larga, se traduzca en un ahorro en tus facturas.

3. Diseña un boceto de tu proyecto. Con las ideas claras y los datos objetivos necesarios, elabora un documento que refleje todos los trabajos que se tendrán que realizar durante la remodelación de tu hogar.

4. Contrata una empresa que cumpla con las exigencias legales. Es uno de los pasos más importantes, así que conviene que hiles fino. Asegúrate de que eliges a un equipo profesional cualificado, con la formación adecuada para desempeñar las tareas necesarias. Es fundamental que los trabajadores estén dados de alta en la Seguridad Social y que la empresa disponga de un seguro de responsabilidad civil.

 

 

Buenas prácticas a la hora de poner en marcha un proyecto de reforma

 

5. Ajusta tu presupuesto al alza. Una vez que hayas formalizado el contrato con los operarios que se van a encargar de la obra de tu vivienda, ajusta el presupuesto que debas invertir teniendo en cuenta que, en estos casos, pueden aparecer contratiempos que incrementen la factura. Un consejo: no escatimes en la calidad de los materiales empleados.

6. Solicita la licencia de obra correspondiente. Es un trámite sencillo pero necesario. En función de los trabajos que vayas a realizar, necesitarás un permiso de obra menor o de obra mayor.

Consejos a seguir durante el transcurso de los trabajos

7. Permanece atento al desarrollo de la obra. Es recomendable que no te desentiendas del proyecto una vez que la obra dé comienzo. Comprueba que todo marcha en función de lo acordado, y que los acabados resultan de tu agrado.

8. Exige cambios si algo no te gusta. Es el momento de poner de manifiesto aquello que no te convence. No te cortes en decirlo porque, de lo contario, una vez terminado el proyecto, no habrá vuelta atrás.

 

También te va a interesar: Empresa de reformas, factores para saber elegirla.

 

9. Aprovecha para imprimir un estilo personal. Ya que te has embarcado en un proyecto tan ambicioso, no está de más que des un toque propio a tu casa. No te fijes solo en aspectos funcionales, sino también estéticos.

10. Renueva instalaciones y electrodomésticos. No tiene sentido que hagas una reforma si, por ejemplo, las tuberías o la acometida eléctrica van a seguir siendo viejas y obsoletas. Este es el momento, también, para montar aparatos nuevos.

Este decálogo te ayudará a hacer las cosas bien. Tu vivienda experimentará un cambio radical y el resultado será satisfactorio. Porque no hay nada mejor que sentirse a gusto en casa.

¿Qué razones tenemos para reformar nuestros baños?

Llevas tiempo queriendo darle un nuevo aire a tu baño pero no terminas de decidirte. Sabemos que empezar una obra en casa, sea de la índole que sea, siempre genera cierta inquietud. Sin embargo, el resultado va a hacer que se justifique ese pequeño sacrificio de tiempo y de dinero, porque el cuarto de baño con el que siempre has soñado está a la vuelta de la esquina, esperando su momento para llegar a tu hogar. En el artículo de hoy vamos a darte una serie de razones por las que es una buena idea reformar nuestros baños.

Principales razones por las que tenemos que reformar el baño

1. Mejorar las instalaciones. Al reformar esta estancia de la casa tenemos la oportunidad de elegir materiales con una calidad superior. Lo notaremos mucho si el baño actual tiene bastantes años de antigüedad porque, probablemente, para su construcción se emplearon materiales ya en desuso que estarán deteriorados.

2. Mejorar la eficiencia energética. Al cambiar la fontanería, las ventanas o los grifos, no solo se conseguirá dar una nueva imagen al baño, también puede incidir sobre las facturas, ya que se evitarán goteos y filtraciones de aire que hacen que gastemos más en calefacción. Si a eso le sumamos la instalación de un inodoro con una doble descarga, el consumo puede reducirse significativamente.

 

Principales razones por las que tenemos que reformar el baño

 

3. Renovar los azulejos de suelos y paredes, ya que con el paso del tiempo y debido a su uso, es muy posible que estén deslucidos y hayan envejecido, haciendo que la habitación carezca de luz y color.

4. Modernizar la estética: si nuestro baño ya se ha quedado desfasado, es muy posible que no nos sintamos a gusto en él. Cambiar muebles, accesorios, sanitarios y cerámica hacen que la distribución y la sensación al entrar mejore hasta niveles insospechados. Hacer de este lugar un espacio moderno, sofisticado, elegante y agradable dice mucho de las personas que viven en él.

5. Redistribuir el espacio. Las circunstancias de la vida cambian y, ya sea porque la familia creció o porque al fin los hijos se han ido de casa, la realidad es que al reformar nuestro baño siempre vamos a obtener aquello que necesitamos para el momento que estemos disfrutando. De este modo, elegir muebles funcionales, ganar algo de espacio libre, insertar elementos de seguridad, etc., van a hacer que tengamos en cada etapa de la vida, el baño que necesitamos.

6. Cuestiones de higiene. Cuando adquirimos una vivienda de segunda mano, lo primero que hacemos es instalar nuevos sanitarios, ya que se trata de la zona más íntima de la casa. Por supuesto, aunque tú seas el único propietario, es aconsejable cambiar el inodoro, el lavabo y el plato de ducha o bañera cada diez años: las bacterias y hongos se instalan en lugares que no vemos y aunque se limpie a conciencia no siempre se logra acabar con ellos.

 

También te va a interesar: Objetivo: reformar su baño.

¿Cuándo es buen momento para realizar una reforma del baño?

Cada persona sabe cuál es el uso que se hace de las instalaciones de su baño, pero es cierto que si estamos ante familias de varios miembros su deterioro será más rápido que si se vive solo. Si la familia va a ampliarse próximamente, es posible que necesitemos evaluar los elementos de seguridad y de las necesidades que va a entrañar el baño de un bebé.

Como indicábamos antes, el hecho de los hijos se vayan de casa es también un momento de cambio que puede convertirse en la circunstancia perfecta para tener el baño con el que siempre habíamos soñado. Las posibilidades son infinitas.

Pasos a seguir en la reforma integral de una cocina

Ya ha llegado la hora de hacer una reforma en la cocina. Cada vez que entras en ella sientes que no tienes ninguna conexión con esta estancia de la casa, y sabes que es el momento de hacer la inversión correspondiente para volver a enamorarte de tu cocina. El problema es que no sabes por dónde empezar. Son tantas cosas las que habría que cambiar que es fácil caer en la tentación de dejarlo para más adelante.

Deja de posponer la reforma de tu cocina

Es hora de dejar de soñar y empezar a hacer realidad tus proyectos. Hoy vamos a darte una serie de consejos para que tu reforma sea sencilla, y para que las decisiones que tomes den como resultado una cocina funcional, duradera y bonita.

¿Por dónde empiezo?

Lo primero será pensar en tus propias necesidades. Son muchos los tipos de cocinas que vas a poder encontrar pero tienes que centrarte en cuáles son tus costumbres, qué uso le das a esta estancia, si dedicas mucho tiempo a cocinar, si además de un lugar para preparar comida es también un lugar en el que pasas una parte importante del día, etc.

Has de tener en cuenta que las familias crecen y los hábitos pueden cambiar a lo largo del tiempo, así que es importante que pienses a largo plazo, es decir, que es mejor elegir un diseño duradero.

Ya lo he pensado, ¿y ahora qué?

Una vez definidas las necesidades para la reforma integral de una cocina deberemos seleccionar una serie de elementos que van a ser claves a la hora de diseñar la misma.

La encimera es un artículo fundamental y para acertar con ella tendremos que tener en cuenta que sea resistente y duradera, que su mantenimiento sea sencillo y que su estilo sea aquel con el que vayamos a sentirnos cómodos, es decir, que no vayamos a cansarnos de verlo en pocos años. Por este motivo, es preferible optar por colores neutros y acabados que no pasen de moda.

 

Pasos a seguir en la reforma integral de una cocina

 

¿Qué pasa con el suelo?

Ciertamente, el pavimento es un elemento muy importante. Son muchos los materiales que podremos elegir a la hora de reformar íntegramente una cocina, y una vez más, lo ideal es pensar en un suelo que no se desgaste con el tiempo y que tenga unos materiales duraderos y con un mantenimiento sencillo. Es importante que vaya a juego con el resto para que el resultado tenga una cierta armonía.

También te va a interesar: Reformar una cocina en Madrid.

¿Y los electrodomésticos?

Si eres de los que piensa que los electrodomésticos están ahí, pero no tienen una función decorativa, debemos decirte que estás muy equivocado. Tienen mucho protagonismo a la hora de dar un toque de personalidad a la cocina, y así por ejemplo, elegir una campana extractora con un estilo industrial va a dar como resultado una cocina única.

De nuevo, deberemos recordar que las modas van y vienen así que es imprescindible que te sientas cómodo con el estilo decorativo que elijas.

¿Y la iluminación?

Sin duda, la iluminación es una pieza fundamental cuando queremos dar un nuevo aire a nuestra cocina. Podemos olvidarnos ya de colocar solo luz en el techo ya que en la actualidad sabemos que es importante iluminar también otros espacios como las que se usan sobre la placa de cocción, las de led que se instalan bajo muebles altos, o incluso, poner lámparas de techo sobre una isla, por ejemplo.

Vuelve a disfrutar de tus ratos en la cocina

Recuerda que la cocina es un espacio único en el hogar y por ese motivo, ponerse en manos de profesionales que sepan escuchar nuestras necesidades es imprescindible. Con estos pequeños consejos podrás ir desgranando los factores que resulten indicados para ti.

Empresa de reformas, factores para saber elegirla.

¿Quieres realizar cambios en tu hogar? Si es así, vivirás un momento apasionante: vas a hacer realidad tus ideas en el espacio más importante para ti, que es tu vivienda. En todos los casos debes tener en cuenta que vamos a delegar en una compañía el peso y la responsabilidad de las labores. Por ello, debes elegir bien la compañía que realizará dichos trabajos. ¿Cómo puedes elegir a empresas de reformas de calidad?

Los factores para elegir a la mejor empresa de reformas

Hay muchos detalles que debemos tener presentes a la hora de decidir en manos de quién pondremos las llaves de nuestro hogar. Entre los fundamentales se encuentran los siguientes:

1. Las referencias de la empresa

Aunque no te lo creas, son muchas las personas que confían fervientemente en una compañía sin contar con las referencias de la misma. ¿El resultado? Unos acabados desastrosos.

Por este motivo, te recomendamos encontrar las referencias de la empresa. Puedes utilizar Internet para ver las opiniones de la empresa, consultar su catálogo de trabajos ya realizados o contactar con otras personas que ya han disfrutado (o no) de los trabajos realizados por la compañía.

2. La experiencia es importante

Ojo, no queremos decirte que una empresa que no tiene experiencia en el sector realice mal su trabajo, pero la experiencia siempre es un valor añadido. Una compañía que haya realizado numerosos proyectos de reformas siempre nos proporcionará mayor tranquilidad y confianza. Esto es así.

 

Los factores para elegir a la mejor empresa de reformas

 

3. Informarnos de la empresa al detalle

En este punto no hablamos de referencias, sino de que te informes sobre la empresa en detalle. ¿Es un negocio familiar? ¿Es una empresa con un gran equipo de profesionales? ¿Se trata de un autónomo?

Muchas personas sienten más confianza al apostar por una empresa que cuente con un equipo vertical. En todo caso, tú eliges la opción que más te conviene.

 

También te va a interesar: 10 claves para la reforma integral de mi vivienda.

 

4. Seriedad en los tiempos de obra

Si algo debes tener en cuenta a la hora de realizar reformas en el hogar son los tiempos de obra y su cumplimiento. La empresa, a ser posible en el contrato, debe facilitarte una fecha de inicio y finalización de los trabajos. Con ello, no solo conseguirás reducir las molestias sino organizarte bien. Una empresa que no cumple los plazos de obra no es seria.

5. Presupuestos sin compromiso y cerrados

Si algo nos gusta como clientes es que nos den todas las facilidades posibles. Cuando deseamos reformar el cuarto de baño, la cocina o realizar un cerramiento, por ejemplo, nos gusta conocer el coste total de la obra con anterioridad y sin compromiso. ¡Y a un precio cerrado!

¿Te gustaría que al finalizar la obra el coste de la misma se hubiera encarecido? Es una sorpresa desagradable que, además, nos puede causar un problema importante en la economía familiar.

6. Financiación

Como se detalla en el punto anterior, las facilidades para cumplir tus ideas de reformas son de elevada importancia. Que la empresa te ofrezca poder financiar los trabajos a 12, 24 o 36 meses es un alivio. Y si es sin intereses, mucho mejor.

7. Feedback con la empresa

Es uno de los aspectos más importantes. Debes tener cierto feeling con la compañía. Si tienes una duda sobre las obras o los materiales a utilizar, ¿verdad que te gustaría que la empresa te comunicara toda la información al detalle?

También es importante que exista una buena comunicación por si algo no sale como esperábamos. Toquemos madera.

¿Estás preparado para las reformas?

Recuerda: vas a cumplir el sueño de reformar tu hogar. Por ello, no debes dejar estos trabajos en manos de cualquier compañía. Siguiendo estos consejos llegarás hasta la empresa de reformas ideal.

5 claves para saber que tengo que hacer reformas en mi cocina

Tal vez hayas leído en alguna parte que los expertos recomiendan poner en marcha una reforma integral en una vivienda cada 10 o 15 años, aproximadamente. También que unas estancias están sometidas a mayor desgaste que otras y, por lo tanto, su deterioro puede llegar a producirse con mayor celeridad, lo que exige una intervención rápida y efectiva.

Pero quizás no tengas del todo claro si ha llegado la hora de ponerse manos a la obra. «¿En qué momento debo hacer reformas en mi cocina? ¿Cómo sé que hay que dar luz verde a este proyecto para garantizar las mejores prestaciones y las condiciones óptimas de salubridad y seguridad en esta estancia de mi casa?». Vamos a resolver todas esas dudas.

Sigue leyendo y toma nota de estas cinco claves que te servirán para darte cuenta de que tu cocina necesita un lavado de cara urgente. En algunos casos, la evidencia te resultará abrumadora tras unas pequeñas comprobaciones.

 

Evidencias de que mi cocina necesita una obra con urgencia

 

Ten en cuenta que, junto con el baño, es uno de los lugares de la casa expuesto a un mayor uso. Es una de las zonas importantes, donde vas a pasar buena parte de tu tiempo.

 

También te va a interesar: Reformar mi cocina, ¿cuáles son las claves del momento adecuado?

 

1. Deterioro en mobiliario y otros elementos

En el momento en que empiezan a estropearse algunos electrodomésticos como el horno, el microondas, el frigorífico o la placa vitrocerámica. Cuando te das cuenta de que la puerta de algún mueble de la despensa está rota o tanto el suelo como los azulejos presentan grietas y una suciedad acumulada imposible de eliminar. Es entonces cuando deberías pensar en invertir en una reforma para arreglar cualquiera de esos desperfectos.

2. La instalación eléctrica o de fontanería dan fallos

Otra situación urgente que exige una reforma es cuando se producen fallos tanto en la instalación eléctrica como en la de fontanería. Es un contratiempo que debes solucionar lo antes posible, porque estás expuesto al riesgo de que se produzcan males mayores que incluso podrían afectar a elementos estructurales de tu vivienda. Con el tiempo, este tipo de instalaciones se van quedando obsoletas o el desgaste provoca que su rendimiento empiece a ser defectuoso.

 

Reformar cocina en Madrid

 

3. Los techos presentan humedades

Teniendo en cuenta que en la cocina es normal que se produzcan vapores y condensaciones, no sería de extrañar que en algún momento apareciesen humedades en los techos. Tal vez sea consecuencia de no contar con un adecuado sistema de extracción de humos, pero lo cierto es que este desperfecto requiere igualmente determinación. La humedad puede ser causa de enfermedades respiratorias o infecciosas, por lo que tu salud está en juego.

4. Necesita una modernización de estilo y prestaciones

Puede que en tu cocina no hayas observado ninguna de las averías de las que te hemos hablado y su funcionamiento sea el adecuado. Pero quizás hace demasiado tiempo que no renuevas algunos electrodomésticos o que, en este sentido, presenta algunas carencias. Si crees que ha llegado el momento de cambiar el estilo de esta estancia o de incorporar una herramienta de última generación que incremente sus prestaciones, quizás una reforma sea lo más recomendable.

5. Hacen falta cambios en la distribución para aumentar su eficiencia

Aunque parezca un detalle insignificante, la correcta distribución de los elementos de una cocina es clave para aumentar su eficiencia. Si has oído hablar de la teoría del triángulo funcional de trabajo sabrás de lo que estamos hablando. ¿Entiendes que tu cocina necesita un cambio para ganar en espacio y luminosidad y que trabajar en ella te resulte más cómodo? Entonces no queda otra: toca hacer reforma.

¡Presta atención a estos indicios y no dudes en poner en marcha una reforma!