91 547 10 94

¡Llámenos ahora!

91 547 10 94

Diez claves para elegir empresa de reformas en Madrid

Tras mucho pensarlo, has decidido que tienes que hacer una reforma en tu casa, pero tienes dudas sobre qué empresa elegir para llevarla a cabo. No te preocupes si no sabes por dónde empezar, porque en este artículo vamos a ayudarte a que tomes la decisión correcta y puedas elegir la empresa que más se adapte a tus necesidades.

También te va a interesar: Reformas en casa, cuándo y los motivos

¿Qué tenemos que valorar?

A continuación te vamos a dar las claves de las empresas de reformas en Madrid, ya que acertar con la empresa es importantísimo. Los hemos agrupado en los diez puntos siguientes:

  1. La trayectoria empresarial: quizá parece evidente, pero, como con todo en la vida, la experiencia es un grado. Dependiendo de la reforma, los imprevistos que pueden surgir en la obra pueden ser de muy diferente calado y el hecho de contar con profesionales que tienen a sus espaldas muchos proyectos realizados puede aportarnos mucha tranquilidad cuando hay que decidir elementos importantes. Consultar este bagaje en opiniones de otros clientes en diferentes webs o a través de personas que hayan solicitado sus servicios puede ahorrarnos muchos quebraderos de cabeza.
  2. Informarnos sobre la empresa: saber si se trata de una empresa familiar o de un equipo técnico con muchos empleados, que van desde arquitectos a interioristas, nos ayudará a poner sobre la mesa los pros y contras que nos pueden aportar cada una de ellas. Nuestro consejo es que optes por un equipo multidisciplinar, ya que ofrece más garantías que ir subcontratando a los diferentes integrantes del equipo a medida que vayan siendo necesarios sus servicios.
  3. Que sea una empresa legal, es decir, que cumpla con la normativa vigente. Sin duda, es de Perogrullo, pero el hecho de que una empresa tenga sus obligaciones fiscales al día, cumpla con la ley de prevención de riesgos laborales, etc. nos va a permitir conocer su grado de compromiso y su nivel de responsabilidad.
  4. Nos da un presupuesto desglosado por escrito. Siempre recomendamos pedir varios presupuestos y es crucial leer al detalle para saber cuál va a ser el precio total de la obra.
  5. Saber si va a permitir financiar el trabajo. La subvención de una reforma está a la orden del día y en muchas empresas se puede hacer solo de manera parcial. Si necesitas el total del dinero, también encontrarás aquellas que te financien sin intereses.
  6. Localización: optar por profesionales que se encuentran cerca del municipio en el que se va a realizar la obra es un punto importante porque va a darnos seguridad y flexibilidad.
  7. Tecnología: visualizar los proyectos d una manera realista va a ayudar a que nos llevemos pocas sorpresas. Cada vez hay más catálogos en 3D y eso es ideal para anticiparnos y visualizar soluciones.
  8. Elige aquella empresa que sepa captar lo que quieres. Si tienes en mente un diseño vanguardista, seleccionar un equipo moderno va a ayudar a que se plasme en la realidad aquello que tienes en mente.
  9. Contrato. Es importante que antes de firmar con cualquier profesional, leas bien el contrato y, sobre todo, te fijes en las garantías de ejecución, en los plazos y en el presupuesto. Su redacción y el que te solucionen todas las dudas que tengas va a aportar un plus de tranquilidad y será el documento que servirá para que, en caso de conflicto, tengamos algo que demuestre nuestra versión.
  10. Déjate guiar por tu instinto. Sentir feeling con las personas que van a estar en tu casa es fundamental.

Para concluir, te diremos que, si tienes en cuenta todo esto, es fácil que aciertes con la empresa que más se adapte a tus necesidades.

Reformas en casa, cuándo y los motivos

Hacer reformas en casa puede ser un poco tedioso tanto física y económicamente. Peor aún, a veces no sabemos con precisión qué le pasa a nuestra construcción, solamente sabemos que le urgen algunos cambios para lucir o funcionar mejor, pero, ¿por dónde empezar? No te preocupes, estos son algunos de los motivos más sobresalientes para realizar modificaciones, integrales o parciales, en el hogar.

También te va a interesar: Cuándo plantearnos reformar integralmente nuestra vivienda

¿Cuándo y por qué? 7 motivos para modificar tu casa

Puede haber motivos estructurales, estéticos, funcionales, incluso emocionales, o puramente por decisión propia para hacer cambios en tu hogar. Aquí los más destacados:

    • Antigüedad. El conjunto de materiales que compone tu hogar tiene un ciclo. Sin importar si tiene acero, concreto, madera, piedra, hormigón, algún tipo de prefabricado o reforzamiento sintético o natural, entre otros, una casa está compuesta de múltiples productos y sistemas. A veces, basta el deterioro de uno solo para anunciar el fin de su vida útil a nivel estructural.
    • Remodelación. Independientemente de la edad de la construcción o su desgaste, una casa también puede tener un diseño poco atractivo, tanto por cuestiones estéticas o emotivas como por simple gusto, por ejemplo, si recién la adquiriste, y entonces es preciso remodelarla. Hay, incluso, personas a las que les gusta renovar su hogar cíclicamente, ¿es tu caso?
    • Deterioro por desastres naturales. A veces parece que derrumbes, inundaciones, incendios o sismos tienen efectos globales, a gran escala, en países enteros y alejados, pero es significativo que estos sucesos ocurren a diario en todo el mundo, en pequeños lugares, y afectan considerablemente las casas de unos cuantos. Las grietas, la pérdida de soporte y el reblandecimiento o vencimiento de algunos materiales pueden ser factores de riesgo que debes atender de inmediato.
    • Fugas de agua. Quizá uno de los principales motivos para realizar reformas es la humedad. Y es que, muchas veces, lo primero que se resuelve de las fugas es la parte visible de la cañería, los grifos y todo aquello que directamente usamos. Sin embargo, con el tiempo resulta que hay alguna cuestión irresoluta en el esqueleto de tu casa, que ya ha dañado un área entera, y es preciso llamar a la empresa de reformas.
    • Seguridad. En términos de riesgos estructurales, ya se mencionaron principalmente fugas o daños por desastres naturales. Sin embargo, es también preciso considerar que a veces se necesitan construir muros elevados, reforzarlos, cambiar puertas, chapas, ventanas, herrerías, etcétera, con modificaciones tanto en diseño como en materiales, por cuestiones de seguridad frente a la delincuencia.
    • Cambio de necesidades. Este es otro de los motivos más significativos de las reformas en el hogar. Los cambios se dan en la familia constantemente y pueden generar necesidades de todo tipo. Estas pueden ir desde crear una nueva habitación o ampliar la cocina hasta construir un nuevo baño, proveer de una nueva salida, construir un segundo nivel o incluso adaptar una habitación por una cuestión de salud.
    • Alquiler. Sea que tengas planeado poner en alquiler tu casa entera o parcialmente, seguramente necesitarás darle un retoque para ofertarla en circunstancias óptimas. Si quieres obtener el precio justo, es también preciso entregarla en el mejor estado posible. Incluso, puede que, si eres tú quien paga alquiler por un espacio, quieras modificar algo para adaptarlo a tu propio estilo de vida. Esto, claro, con acuerdo de los dueños.

 

Como ves, hay múltiples razones para reformar tu hogar. Pueden ser motivos de peso, tales que precisen de un cambio urgente, o motivos muy personales, que, sin ser urgentes para salvaguardarte, sí son necesarios para estar satisfecho con el espacio que habitas. ¿Cuáles son los tuyos?

Reformar mi baño, claves a tener presentes

¿Preparado para hacer un cambio radical en tu baño? Queremos ayudarte en tu nuevo proyecto dándote algunas claves importantes para que tu baño luzca excepcionalmente bello y funcional.

Ya sea que recién estés comenzando a formar un hogar o te hayas hecho la propuesta de redecorar tu baño, es necesario considerar varios aspectos para que el trabajo final sea agradable a la vista y en razón de su función.

 

También te va a interesar: Reformar mi baño, ¿bañera o plato de ducha?

 

7 Claves para reformar el cuarto de baño

 

Demos inicio con estos útiles consejos a la hora de modificar una de las estancias más recurridas en el hogar, por propios y visitantes: el baño.

 

1. Respetar espacios

Los espacios de cada elemento en el baño son muy importantes para sentirnos en libertad de movimiento en todo momento. Tener esto en cuenta ayuda a comprar productos en su medida justa, ni más grandes ni más pequeños.

 

2. Lavabos

Aunque una medida estándar para este elemento del baño es de 50 cm, los hay de mayor y de inferior tamaño, dependerá del espacio designado para él. También, considera el material del cual quieres que esté hecho, puede ser de resina, metal, porcelana, entre otros. El diseño del lavabo es otro aspecto interesante, elige si será sobreencimera o encastrado.

 

3. Bañera o plato de ducha

Según lo desees y el espacio lo permita, puedes optar por una bañera empotrada o extensa. Desde luego, para pensar en este elemento se requiere un espacio amplio en el baño, aunque podrías conformarte con una más pequeña. Esto dependerá mucho de tu gusto y presupuesto. En estos casos se suele preferir las extensas, debido a que la grifería la llevan instalada en el piso.

Un plato de ducha es otra de las opciones. En ella se requieren otros elementos esenciales como la grifería, que podemos encontrar en diversos estilos dependiendo de nuestras necesidades.

 

7 Claves para reformar el cuarto de baño

 

4. Sanitario

Elemento fundamental de un baño. En este aspecto también se pueden conseguir distintos modelos, de cisterna empotrada y volados, con bidet incorporado, de tanque alto o tanque bajo, etc.

 

5. Toalleros

Es importante porque la toalla siempre nos acompaña cuando tenemos que tomar una ducha, de tal manera que contar con un espacio especial para ellas es requerido sí o sí. Un sitio idóneo para colocarlo es por supuesto cerca de la bañera o la ducha.

 

6. Espejo

Es otro de los elementos que se requieren al momento de reformar un baño. Independientemente de ser útil para observarnos mientras nos arreglamos, en espacios pequeños es esencial, pues da una apariencia de un baño de mayor dimensión. Tamaño, estilo, iluminación y altura son aspectos importantes a valorar antes de hacer la compra.

 

7. Mobiliario

Siempre tenemos cosas que guardar dentro de nuestro cuarto de baño, así que, cuando digas voy a reformar mi baño, no te olvides del mobiliario: repisas, muebles cajoneros, etc.

Hay muebles suspendidos que facilitarán la limpieza del baño, o bien, los muebles estándar, que van al piso, depende de cada gusto y necesidad como del presupuesto. No obstante, te recomendamos los suspendidos, el objetivo de una reforma es dar un aspecto distinto, más moderno y sobre todo innovador.

 

Modificar un baño suele ser un poco más complicado que empezarlo nuevo y se pueden escapar cosas que son indispensables para su buen funcionamiento. Por eso, creemos que algunos consejos de utilidad no te vendrían mal, especialmente cuando queremos hacer una reforma total del cuarto de baño en su funcionalidad y aspecto.

Un buen planeamiento y la elección correcta de los elementos necesarios evitarán que en pocos años tengas que volver a reformar tu baño. Elige los elementos adecuados y ponlos en el sitio ideal.

 

Tipos de reformas en un chalet más habituales

Un chalet implica ciertas reformas de mantenimiento y revisión periódica como cualquier tipo de vivienda unifamiliar. Sin embargo, en la medida en que tiene ciertas características especiales como poseer un espacio de jardín amplio o interiores continuos, un chalet posee particularidades que lo diferencian de una casa o un departamento y estas implican también reformas muy específicas que verás a continuación.

 

Reformas comunes para chalets

 

Los chalets tienen una relación muy especial con el espacio exterior que los circunda. Por eso es muy importante que cuides tres elementos base con respecto al jardín y el interior:

 

  • Luminosidad. El aprovechamiento de las distancias externas te permitirá iluminar naturalmente el interior con facilidad
  • Continuidad. Las partes pueden, mediante la arquitectura, ser continuas, al menos visualmente, lo que da una sensació conjunta de la propiedad.
  • Amplitud. Este último elemento forma parte primordial del interior y es una de las características principales de los chalets.

 

También te va a interesar: Reformar un chalet, claves a tener en cuenta.

 

Reformas externas

 

  • 1. Piscinas. Una de las reformas más habituales en los chalets es la construcción de piscinas y, si ya tienes una, puedes incluir las cubiertas como un añadido de la elegancia que un chalet suele inspirar, al igual que iluminación en torno a estas.
  • 2. Huertos caseros. Con las tendencias de uso de zonas verdes, de espacios con fines productivos de autoconsumo y la práctica de la creación de huertos como actividad recreativa, los sitios verdes en casa con huertos están cada vez más presentes en las edificaciones con jardines amplios. Tanto más en un chalet, donde parecen estar en su ámbito natural.
  • 3. Escaleras. Los chalets suelen estar construidos en áreas alejadas de la vida urbana, como montañas, el campo abierto o las costas. Es por eso que los terrenos no necesariamente están preparados para la construcción sobre un plano. Debido a esto, las reformas externas suelen incluir la construcción o modificación de escaleras en exteriores para aprovechar los desniveles del terreno.
  • 4. Modificaciones en porches. Si tu chalet tiene un porche, es imprescindible cambiarle el tamaño o las vías de acceso al menos una vez en su vida útil. Si no lo tiene, ¿qué esperas para construirlo? Un porche da esa antesala que manifiesta de mejor manera la continuidad típica de los chalets. Y junto con las escaleras, ¡aprovecha los desniveles!

 

Reformas comunes para chalets

 

Reformas en interiores

 

  • 5. Cerramientos de cristal. ¿Continuidad entre exterior e interior? ¿Deseas mejor luminosidad? Los cerramientos son paredes que permiten el acceso a los espacios y, sí, funcionan como muros y puertas a la vez, pero, si son de cristal, la estética conjunta ambas zonas aun estando cerrados y el acceso de luz natural se lleva al máximo.
  • 6. Pisos. Ya que muchas veces los acabados son de madera, los pisos son uno de los tipos de reformas en chalets que más se aplican, ya sea por cambio de estos o por mantenimiento, pues la madera implica mayor cuidado que otro tipo de pisos.
  • 7. Cubiertas o aperturas entre espacios. Otra particularidad es la nula o poca separación de los espacios interiores. Sin embargo, esto no quiere decir que el diseño no marque las diferencias, por eemplo, entre sala y cocina. De ahí que el uso de biombos o muros de cristal, principalmente curvos, se usen en el interior. Otra de las reformas comunes es que, si el espacio no es abierto, puedes integrar una barra en esta zona o reducir la altura de algunos muros en otras.

 

Las reformas en un chalet son imprescindibles como en cualquier hogar, pero, debido a sus características, hay algunas más comunes que recalcan sus particularidades, sobre todo, con respecto al espacio exterior y a la amplitud de sus interiores. ¿Qué te gustaría modificar en tu chalet?

 

Cuándo plantearnos reformar integralmente nuestra vivienda

Hay diversos motivos por los que puedes desear llevar a cabo una reforma integral de tu hogar. Sin embargo, como se trata de una tarea ardua, que implica un gasto relevante y que, al menos de forma temporal, cambiará un poco nuestra rutina, no nos atrevemos a dar el paso definitivo hacia el cambio. Pero el cambio implica mejora; por eso, te diremos los principales motivos para hacer una remodelación en casa.

 

También te va a interesar: 5 razones para hacer una reforma integral en mi casa

 

6 razones para hacer una reforma integral

 

Reformar integralmente nuestra vivienda no es una tarea fácil. Exige que tengas ideas concretas, conocer una empresa de confianza y, por supuesto, contar con el dinero suficiente. No obstante, no hay que olvidar que tu casa no solamente es un espacio donde pasas el tiempo, sino donde habitas y desde el cual planeas y proyectas tu ser en el mundo.

 

Motivos ineludibles

 

1. Seguridad. Tener cubierta nuestra integridad y la de los nuestros es una prioridad que no puede dejarse de lado. Si existe algún riesgo de exposición ante accidentes o ante la delincuencia, si se requiere reforzar puertas o ventanas, o cambiar alguna instalación potencialmente peligrosa, una reforma integral es imprescindible.

2.Cambio de necesidades. Con el paso del tiempo, las familias se modifican, crecen o se aminoran, pero también las necesidades de cada individuo tienen vuelcos inesperados; la creación de un taller en casa, por ejemplo, o la adaptación de una habitación por enfermedades. Ante tal situación, una reforma integral puede ser necesaria para tu hogar al implicar un nuevo baño, ampliación de recámaras, unión o escisión de espacios, un nuevo nivel, una transformación de la sala en loft, clausurar puertas, reorientar ventilación y luz natural, etc.

3. Calidad de vida. A veces, vivimos en un espacio que heredamos, que fue el que pudimos comprar en un determinado momento o que, aun cuando lo escogimos o planeamos desde cero, no necesariamente nos convence del todo. Si es tu caso, seguramente tienes una espinita constante que te dice «sería mejor si…». En tal caso, es conveniente hacer de tu hogar el espacio que quieres y sentirte cómodo en todo su esplendor.

4. Mantenimiento. La luz, la grifería, los muebles fijos, pisos, baños, puertas y ventanas desgastadas, cristales rotos, humedad, pinturas, paredes a punto de caerse y demás componentes de tu hogar pueden requerir de reparaciones, guste o no. Los materiales como el concreto y el acero mismo sufren deterioros con el paso del tiempo; con mayor razón la madera, el aluminio, la instalación de luz, el cristal o las losetas. Si algo rechina, se hunde o sencillamente se ve mal, es momento de cambiarlo.

 

6 razones para hacer una reforma integral

 

Aspectos económicos

 

También existen motivaciones de índole financiera que podrían requerir de una reforma integral en tu hogar.

 

5. Revalorizar tu propiedad. ¿Hipoteca?, ¿un crédito? Además de la posibilidad de venderla, hay distintos motivos por los que las instituciones financieras pueden analizar el valor de tu casa, que es tu garantía de pago. Una reforma integral puede aumentar el valor de tu hogar y reposicionarlo en el mercado.

6. Alquiler. Si por algún motivo vas a alquilar tu vivienda parcial o totalmente, es necesario que la reformes. Las necesidades que tienes cubiertas o la familiaridad con que te mueves en ese espacio no necesariamente cubre las prioridades de quien lo va a alquilar. Por eso, necesitas una reforma que te permita ofrecer lo mejor a la mayor cantidad de clientes posibles, para que escojas al inquilino ideal y no te limites.

 

Como ves, aunque no es fácil decidirse, sí que existen muchos motivos para llevar a cabo una reforma integral de tu vivienda. ¿Cuál es el tuyo?

 

Las reformas de las ventanas, cuándo realizarlas

Si estás pensando en hacer un cambio en tus ventanas de casa, pero te han surgido dudas acerca de cómo y cuándo hacerlo, has llegado al sitio indicado.

Cualquier tipo de obra puede generar cierto estrés, pero ponerse en manos de profesionales siempre nos dará una serenidad añadida para enfrentarnos a ello.

 

¿Cuándo cambiar las ventanas?

 

Estos elementos tienen una vida útil determinada, pero normalmente si tienen una antigüedad superior a 30 años lo más seguro es que haya llegado el momento de realizar reformas de las ventanas.

 

Beneficios

 

  • 1. Mejorar el aislamiento térmico y acústico: algo que siempre vendrá genial para poder reducir las facturas de luz y gas, además de disminuir los ruidos de la calle.
  • 2. Mejorar la eficiencia energética.
  • 3. Revalorizar el precio de tu vivienda: quizá ahora no estés pensando en vender tu inmueble, pero es posible que en un futuro tengas que hacerlo, y cuanto más inviertas en elementos como los cierres, más potencial verán los probables compradores.
  • 4. Mejorar la seguridad: evidentemente, una ventana nueva siempre estará sellada de forma más eficiente y hará más difícil que los amigos de lo ajeno puedan acceder a tu lugar de residencia.
  • 5. Actualizar el aspecto de tu hogar: aunque menos importante, una estética acorde a los tiempos actuales ayudará a que te sientas más cómodo y a gusto en casa.

 

 

También te va a interesar: En qué razones basarnos para elegir una empresa de reformas.

 

¿Cuál es la mejor época para cambiar las ventanas?

 

Sin duda, durante la primavera o los inicios del otoño. Es el momento más adecuado por las condiciones del clima.

Al ser meses en los que no hace ni demasiado frío ni demasiado calor, no importará en exceso estar unas horas sin este elemento arquitectónico aislante. Además, la precipitación pluvial es menor y se aprovechará más la luz solar, con lo que al realizarse este trabajo resultará de una manera más cómoda y menos limitada.

Ten en cuenta que, si además de cambiar las ventanas vas a realizar otro tipo de mejoras en tu vivienda, esta pauta de primavera o inicios de otoño no se debe tener tan en cuenta, ya que la obra durará más tiempo y son otros los elementos que tendrás que evaluar.

Para planificar el cambio hay otras cosas que deberás considerar, como el tiempo de fabricación (que puede llevar varias semanas) y el tiempo que se tarda en la instalación en sí (si todo va bien, se pueden instalar cuatro ventanas en un mismo día).

 

¿Cuál es la mejor época para cambiar las ventanas?

 

Otros elementos a tener en consideración

 

En este apartado vamos a comentarte qué puedes hacer para preparar tu vivienda antes de acometer la obra del cambio de ventanas. Son cosas sencillas y que no te costarán esfuerzo pero que luego agradecerás:

 

  • Quitar las cortinas: aunque parece evidente, se puede dar por supuesto que se va a hacer cargo de la retirada el personal que va a cambiar las ventanas, pero nuestro consejo es que siempre tratarás tú mismo con más cariño los elementos decorativos de tu hogar.
  • Retirar el mobiliario que está cerca de la ventana: esto facilitará el trabajo del personal, te evitará posibles accidentes, especialmente con elementos delicados.
  • Cubrir los muebles: aquellos que estén en la misma habitación y que se dificulte su remoción, pueden ser protegidos con sábanas o plásticos.
  • Cubrir los suelos: evitando así posibles desperfectos y ralladuras.

 

Realizar ajustes en ventanas es el tipo de inversiones en casa que no solo ayudarán a sentirnos mejor en nuestro hogar, también se obtiene seguridad y plusvalía.

Toma la mejor decisión y recuerda que un buen trabajo debe ser realizado por profesionales.

 

En qué razones basarnos para elegir una empresa de reformas

Si estás pensando en hacer una reforma en tu hogar o en tu negocio, y tienes claro que lo más acertado es ponerte en manos de una empresa especializada en reformas, has llegado al sitio adecuado porque en este artículo vamos a darte las razones en las que has de basarte para seleccionar la empresa que más se adapte a ti.

Es cierto que elegir una empresa de reformas puede no resultar una tarea fácil, pero tranquilo, vamos a ayudarte para que la elección que realices sea todo un éxito.

 

Razones para elegir una empresa frente a otra

 

Una vez que tienes claro qué obra necesitas hacer, te has fijado un presupuesto y has consultado a varias empresas (es recomendable que contactes con, al menos, tres), lo ideal es que estudies las propuestas que te planteen y no te fijes solo en aquel que sea más barato.

 

1. Nuestro consejo es que, en primer lugar, compruebes las referencias de los profesionales que se van a hacer cargo de la remodelación de casa o negocio. Pedir información y consultar la opinión de otros clientes puede evitar muchos disgustos posteriores. Está claro que puede haber opiniones para todos los gustos, pero puede ser llamativo que una misma empresa tenga varios comentarios negativos que se refieran a un mismo hecho o situación.

 

También te va a interesar: Empresa de reformas, factores para saber elegirla

 

2. Es importante que te asegures de que la empresa cumple con la normativa vigente, es decir, que sus trabajadores están dados de alta en la Seguridad Social, dispone de un seguro de responsabilidad civil, cumple con la ley de prevención de riesgos laborales, etc.

 

3. Antes de firmar un contrato, no dejes de supervisar la política de cobros que tenga la empresa de reformas. Son muchas las modalidades de pago que se pueden encontrar así que, para evitar problemas posteriores, te aconsejamos que te centres en aquellas empresas que se ajusten a tu liquidez (no es lo mismo hacer un pago fijo mensual que pagar una provisión de fondos inicial y, después, liquidar la diferencia al final).

 

4. No está de más visitar las empresas, sobre todo, si has hecho un primer barrido a través de internet. Ten en cuenta que, si la sociedad que elijas está en tu ciudad, pueden abaratarse algo los costes.

Además, no hay nada como el trato personal. Una empresa que tenga contratados buenos profesionales se interesará en ir a ver el inmueble, querrá conocer cuál es la idea que tienes en mente y diseñará un proyecto exclusivo para ti, que se adapte a tus necesidades y que tendrá en cuenta las alternativas a los posibles problemas que puedan derivarse de la propia obra.

 

Razones para elegir una empresa frente a otra

 

5. Otro punto a tener en cuenta es que las empresas que trabajan con planos son más fiables porque este hecho indicará que, entre su personal, tiene arquitectos y aparejadores. Para elaborar un plano hay que hacer un estudio pormenorizado de la situación actual del inmueble y de cómo va a quedar después de la obra. Te recomendamos que fijes especial atención a aspectos relevantes como las demoliciones de muros o a cómo va a quedar la distribución eléctrica o la fontanería.

 

6. Por último, pero no por ello menos importante, te recomendamos que compruebes que la empresa seleccionada realice la obra en su totalidad, no que subcontrate con terceros ciertos trabajos (electricistas, pintores, carpinteros, etc.). Esto es relevante para que se coordine adecuadamente todo el proyecto.

Para concluir, te diremos que leas bien el contrato antes de firmarlo, comprobando que todas las partidas presupuestarias están bien explicadas, los plazos están correctamente definidos y expresa de forma clara las garantías.

 

5 razones para hacer una reforma integral en mi casa

Reformar nuestro hogar siempre genera mucha inquietud y es normal ir posponiendo la decisión de empezar; sobre todo, por las posibles molestias a las que vamos a tener que enfrentarnos. En este artículo, vamos a exponerte una serie de razones para darte el empujón final a la hora de realizar una reforma integral en casa.

 

¿Qué motivos o razones tienes para hacer una obra como esta?

 

Si estás leyendo este artículo es que, a buen seguro, la idea lleva rondando durante un tiempo en tu cabeza, y es que tu casa ya no está cumpliendo con la función para la que fue creada. Es el momento del cambio. Repasemos por qué.

 

1. Tú y los tuyos tienen nuevas necesidades

 

 

La vida es un constante cambio y, por supuesto, la familia también evoluciona. La llegada de hijos al hogar y su partida hacen que nos demos cuenta de que las viviendas necesitan un cambio para adaptarlas a estos movimientos de los miembros de la familia.

En este sentido, veremos que podrá ser necesario dividir un dormitorio para crear dos, que tengamos que hacer la cocina más grande o, incluso, hacer un nuevo cuarto de baño. Estos posibles

cambios harán que nuestra casa alcance más funcionalidad, pero también que sea más cómoda para todos los miembros de la familia y que su estética se vea renovada.

 

 

También te va a interesar: Reforma integral de mi casa, 10 pasos a seguir.

 

 

2. Seguridad y renovación de materiales

 

El paso del tiempo hace que los materiales se desgasten y que, además de perder lustre, se pierda también en seguridad. Así, por ejemplo, pensemos en la puerta de la entrada o en las ventanas. No solo son los elementos más vulnerables ante indeseables intromisiones, sino que también son los lugares por los que se pierde calor y por los que es más fácil que aparezcan humedades.

 

3. Renovación de estilo

 

Solemos cansarnos de ver un determinado estilo y más cuando estamos ante una casa vieja. Al realizar un cambio, vamos a tener un hogar como siempre hemos soñado, con materiales más modernos que aporten la estética y la comodidad que queremos.

Buscar la luz, la claridad, colores neutros y materiales naturales suele ser lo que más se demanda en la actualidad, lejos ya del mobiliario oscuro y gigantesco que se podía ver en los salones de nuestros abuelos. Si aportamos también un poco de racionalidad a la hora de buscar espacio para almacenar, podremos organizar con cabeza nuestros objetos cotidianos.

 

 

Qué motivos o razones tienes para hacer una obra como esta

 

 

4. Mejora de la eficiencia energética

 

A todos nos encanta ahorrar algo de dinero y, mejorando la eficiencia energética de tu domicilio, vas a conseguir reducir la factura de la luz y del gas. Esto será gracias a la instalación de nuevos elementos que te garanticen que no va a haber fugas de calor en invierno, así como a la iluminación de bajo consumo, a electrodomésticos que tienen sistemas o modos de funcionamiento ecológicos que consumen menos electricidad, etcétera.

Quizá te parezca mucha inversión inicial, pero te aseguramos que a la larga vas a amortizar este gasto y, al mismo tiempo, vas a ayudar a cuidar el medio ambiente.

 

5. Revalorizar tu vivienda

Seguramente te gusta que tu casa esté a un precio de mercado porque nunca sabes cuándo te verás obligado a venderla, ya sea por una mudanza, porque la heredaste y quieres monetizar el bien inmueble o porque quieres alquilarla. El caso es que hacer una inversión de este tipo de obra va a hacer que tu piso o chalet valga más.

Seguro que podríamos enumerarte muchos más motivos, pero creemos que estos son los principales y con ellos hemos querido ayudarte a tomar la decisión de encarar este proceso, sabiendo que es lo más adecuado para ti y para tu comodidad.

 

Reformas en mi cocina y cómo plantearlas

Ha llegado el momento de plantearme hacer reformas en mi cocina, pero no sé por dónde empezar. Si te has repetido esta frase varias veces en los últimos meses, estamos seguros de que este artículo te va a interesar mucho porque aquí vamos a hablarte de los pasos que debes seguir para que tu proyecto de reforma salga estupendamente.

¿Qué es lo primero que debes hacer?

 

Analizar cuáles son tus necesidades y, en base a ello, establecer prioridades para que todos los habitantes de la casa se sientan cómodos con las decisiones adoptadas.

Deberemos fijar un presupuesto e ir desglosando cuánto vamos a gastar en cada parte de la reforma. Nuestro consejo es que hagamos una investigación sobre precios antes de acudir a ningún sitio para que podamos hablar el mismo idioma que nuestros interlocutores. Evidentemente, los precios cambian mucho en función de los materiales o estilo que queramos darle a la cocina.

Cuando esto esté claro, tendremos que buscar a  un profesional para contarle nuestras ideas y exponerlas en común. Nadie conoce mejor nuestra  cocina que nosotros mismos, así que este será el momento de contarle al profesional qué limitaciones tiene la estancia (columnas, estrechamientos, tomas de luz y de agua, etc.) Por supuesto, deberemos indicar qué es lo que tenemos en mente (cambiar azulejos, renovar los suelos, cambiar instalaciones…) para ver si puede hacerse realidad.

Lo ideal es buscar a profesionales especializados que nos ofrezcan garantías y que se ocupen de todo el proceso, desde su inicio hasta su completa finalización.

También te recomendamos que visites a varios y que solicites, al menos, tres presupuestos para encontrar no solo el mejor precio, sino también, el mejor plazo y el servicio post venta más adecuado.

 

Si te está resultando interesante este artículo, te recomendamos también la lectura de 5 claves para saber que tengo que hacer reformas en mi cocina.

 

Ya tengo seleccionada la empresa, ¿por dónde sigo?

 

Ahora tendrás que firmar un contrato. Si las cosas quedan por escrito y están detalladas lo máximo posible, podremos evitar discrepancias posteriores. Será el documento al que acudir cuando nos surjan dudas, donde se establecerá el plazo y la forma de pago (lo más habitual es ir haciendo pagos a medida que vayan avanzando las obras, por lo que es importante que vayamos solicitando las correspondientes facturas para ir verificando las cantidades y porque, además, van a constituir la garantía ante posibles reclamaciones posteriores).

 

Qué es lo primero que debes hacer

 

Vale, ¿y ahora qué?

 

Ahora vamos a tener que solicitar los permisos necesarios. Dependiendo del lugar en el que vayas a hacer la reforma, requeriremos unas licencias u otras porque son a nivel municipal. Normalmente bastará con una comunicación al Ayuntamiento y el abono de alguna tasa. El coste no suele ser muy elevado y nos va a aportar la tranquilidad de estar haciendo las cosas bien sin que después pueda decirnos algo algún vecino y nos venga una multa cuando menos la esperamos.

Recuerda que si la obra de la cocina va a generar escombros, tendremos que gestionar el alquiler de un contenedor (nosotros mismos o la empresa que hayamos contratado para hacer la reforma).

No olvides informarte sobre si hay algún tipo de subvención en ese momento, ya que suele haber ayudas para algunas partes importantes como el cambio de caldera, la sustitución de las instalaciones de agua, electricidad o gas siempre que puedan contribuir a mejorar la eficiencia energética de nuestro hogar.

 

¿Alguna cosa más que deba saber?

 

Es importante acometer una obra con paciencia. Transformar una estancia de nuestra casa va a implicar molestias en nuestro día a día pero debemos tener en mente que el fin va a merecer la pena. Dejarse asesorar es también imprescindible y fijarnos en los detalles nos dará tranquilidad después.

 

5 factores para decidir renovar los cierres de mi casa

Si estás pensando en mejorar realizar reformas integrales enfocadas a los cierres de tu casa, es decir, las ventanas, las puertas y las persianas, pero no tienes claro cómo enfocarlo o no terminas de decidirte, en este artículo te vamos a dar cinco claves para que te animes a realizar esa renovación en la que llevas tiempo pensando.

¿Por qué renovar los cierres de mi hogar?

 

Cuando nos planteamos esta cuestión es que ha llegado la hora de cambiar los cierres de mi casa. A continuación, vamos a darte cinco motivos:

 

  1. En primer lugar, la seguridad. Sin duda, es lo primero que se nos viene a la cabeza al pensar en razones para hacer esta inversión. Los amigos de lo ajeno y los «okupas» están siempre al acecho, y cuanto mayores medidas de seguridad tengan los accesos a nuestra vivienda, más difícil será que cumplan su cometido.

 

Existen diferentes tipos de puertas y ventanas con unos niveles de seguridad muy elevados, que cuando además incluyen otros elementos como cerraduras antibumping, van a aportarnos mucha tranquilidad.

 

  1. La segunda razón tiene que ver con nuestros bolsillos, y es que el ahorro energético va a permitir que podamos pagar un poco menos en la factura de la luz.

 

Tener unas ventanas y unas persianas que nos aislen perfectamente de las inclemencias meteorológicas harán que podamos ahorra hasta un setenta por ciento, tal y como establece la Guía técnica para la rehabilitación de la envolvente térmica de los edificios.

 

Si además la puerta de acceso a nuestra morada no tiene fugas, este ahorro puede ser un poco superior.

 

  1. Otro de los grandes beneficios para animarte a cambiar los cierres de domicilio es lograr un menor nivel de ruido. Si vives en una zona con mucho tráfico, podrás colocar ventanas con vidrio de tratamiento acústico, que impedirá el paso de ondas sonoras y vibraciones, lo cual, estamos seguros, te proporcionará mucho mayor bienestar al interior de tu hogar.

 

También te va a interesar: Reforma integral de mi casa, 10 pasos a seguir

 

  1. No podemos olvidar el punto de vista estético, y es que cambiar las ventanas, las persianas y las puertas de nuestra casa dará un nuevo aire a toda la vivienda. Si elegimos las adecuadas, además de verse todo mucho mejor y más moderno, también puede facilitarnos las tareas de limpieza porque en la actualidad los materiales usados están preparados para soportar el paso del tiempo de manera más efectiva: resisten la corrosión y la contaminación más fácilmente y están preparadas para quedar impolutas solo con un poco de agua y jabón neutro.

 

  1. Por último, indicaremos que, ante todo, es una buena inversión a largo plazo. Gastarnos el dinero ahora en esta renovación nos garantizará que durante muchos años no tengamos que preocuparnos por estos elementos arquitectónicos.

 

Además, si decidimos vender nuestra propiedad, esta habrá aumentado su valor tras haber realizado los cambios. Pensemos en que lo primero que uno se plantea cuando cambia su domicilio es en establecer medidas de seguridad mínimas. De esta forma, solo tendríamos que cambiar la cerradura, así que esto puede suponer un valor añadido.

 

Cuándo-es-el-momento-más-adecuado-para-cambiar-los-cierres

 

¿Cuándo es el momento más adecuado para cambiar los cierres?

 

Aunque son varios los que pueden llevarte a tomar esta decisión, vamos a destacar dos:

 

  1. Cuando las ventanas o la puerta de acceso nos están dando problemas al cerrar adecuadamente.

 

  1. También lo es que cuando vamos a acometer una reforma integral de la vivienda ya que, lo más habitual es contratar a un profesional que determinará lo que mejor se adapte a tus necesidades.

 

Realizar cambios a los cierres de tu casa te dará tranquilidad y sobre todo plusvalía. Realiza un buen análisis de tus posibles necesidades y de los diferentes materiales disponibles en el mercado.