¡Llámenos ahora!

91 547 10 94

¿Qué razones tenemos para reformar nuestros baños?

¿Qué razones tenemos para reformar nuestros baños?

Llevas tiempo queriendo darle un nuevo aire a tu baño pero no terminas de decidirte. Sabemos que empezar una obra en casa, sea de la índole que sea, siempre genera cierta inquietud. Sin embargo, el resultado va a hacer que se justifique ese pequeño sacrificio de tiempo y de dinero, porque el cuarto de baño con el que siempre has soñado está a la vuelta de la esquina, esperando su momento para llegar a tu hogar. En el artículo de hoy vamos a darte una serie de razones por las que es una buena idea reformar nuestros baños.

Principales razones por las que tenemos que reformar el baño

1. Mejorar las instalaciones. Al reformar esta estancia de la casa tenemos la oportunidad de elegir materiales con una calidad superior. Lo notaremos mucho si el baño actual tiene bastantes años de antigüedad porque, probablemente, para su construcción se emplearon materiales ya en desuso que estarán deteriorados.

2. Mejorar la eficiencia energética. Al cambiar la fontanería, las ventanas o los grifos, no solo se conseguirá dar una nueva imagen al baño, también puede incidir sobre las facturas, ya que se evitarán goteos y filtraciones de aire que hacen que gastemos más en calefacción. Si a eso le sumamos la instalación de un inodoro con una doble descarga, el consumo puede reducirse significativamente.

 

Principales razones por las que tenemos que reformar el baño

 

3. Renovar los azulejos de suelos y paredes, ya que con el paso del tiempo y debido a su uso, es muy posible que estén deslucidos y hayan envejecido, haciendo que la habitación carezca de luz y color.

4. Modernizar la estética: si nuestro baño ya se ha quedado desfasado, es muy posible que no nos sintamos a gusto en él. Cambiar muebles, accesorios, sanitarios y cerámica hacen que la distribución y la sensación al entrar mejore hasta niveles insospechados. Hacer de este lugar un espacio moderno, sofisticado, elegante y agradable dice mucho de las personas que viven en él.

5. Redistribuir el espacio. Las circunstancias de la vida cambian y, ya sea porque la familia creció o porque al fin los hijos se han ido de casa, la realidad es que al reformar nuestro baño siempre vamos a obtener aquello que necesitamos para el momento que estemos disfrutando. De este modo, elegir muebles funcionales, ganar algo de espacio libre, insertar elementos de seguridad, etc., van a hacer que tengamos en cada etapa de la vida, el baño que necesitamos.

6. Cuestiones de higiene. Cuando adquirimos una vivienda de segunda mano, lo primero que hacemos es instalar nuevos sanitarios, ya que se trata de la zona más íntima de la casa. Por supuesto, aunque tú seas el único propietario, es aconsejable cambiar el inodoro, el lavabo y el plato de ducha o bañera cada diez años: las bacterias y hongos se instalan en lugares que no vemos y aunque se limpie a conciencia no siempre se logra acabar con ellos.

 

También te va a interesar: Objetivo: reformar su baño.

¿Cuándo es buen momento para realizar una reforma del baño?

Cada persona sabe cuál es el uso que se hace de las instalaciones de su baño, pero es cierto que si estamos ante familias de varios miembros su deterioro será más rápido que si se vive solo. Si la familia va a ampliarse próximamente, es posible que necesitemos evaluar los elementos de seguridad y de las necesidades que va a entrañar el baño de un bebé.

Como indicábamos antes, el hecho de los hijos se vayan de casa es también un momento de cambio que puede convertirse en la circunstancia perfecta para tener el baño con el que siempre habíamos soñado. Las posibilidades son infinitas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *