¡Llámenos ahora!

91 547 10 94

Reformar mi casa, claves para hacerlo bien

Reformar mi casa, claves para hacerlo bien

Necesito reformar mi casa, ¿por dónde debería empezar? Es una duda que, seguro, te habrá asaltado si te has propuesto embarcarte en un proyecto de esta magnitud. Es importante que des los pasos adecuados y tomes las decisiones acertadas para conseguir el mejor resultado. De este modo, evitarás cometer errores de los que podrías estar arrepintiéndote durante mucho tiempo.

Buenas prácticas a la hora de poner en marcha un proyecto de reforma

Para ayudarte a no dejar ningún cabo suelto, hemos elaborado este decálogo de claves y consejos útiles. Si los sigues, comprobarás como la reforma integral de tu vivienda se convierte en un proceso tranquilo y sin contratiempos.

1. Puesta en común de las necesidades reales. Reúne a tu familia o a las personas que convivan contigo y anota lo que cada uno entiende que es susceptible de ser mejorado, estancia por estancia. El objetivo es aumentar el bienestar y confort de todos los habitantes de la vivienda.

2. Obtén un certificado de eficiencia energética. Este informe te ayudará a saber si en tu casa el aprovechamiento de la energía ofrece un alto rendimiento y si el nivel de aislamiento térmico y acústico se corresponde con lo que establece el Código Técnico de la Edificación. Será un buen punto de partida para conocer deficiencias que puedas arreglar y que, a la larga, se traduzca en un ahorro en tus facturas.

3. Diseña un boceto de tu proyecto. Con las ideas claras y los datos objetivos necesarios, elabora un documento que refleje todos los trabajos que se tendrán que realizar durante la remodelación de tu hogar.

4. Contrata una empresa que cumpla con las exigencias legales. Es uno de los pasos más importantes, así que conviene que hiles fino. Asegúrate de que eliges a un equipo profesional cualificado, con la formación adecuada para desempeñar las tareas necesarias. Es fundamental que los trabajadores estén dados de alta en la Seguridad Social y que la empresa disponga de un seguro de responsabilidad civil.

 

 

Buenas prácticas a la hora de poner en marcha un proyecto de reforma

 

5. Ajusta tu presupuesto al alza. Una vez que hayas formalizado el contrato con los operarios que se van a encargar de la obra de tu vivienda, ajusta el presupuesto que debas invertir teniendo en cuenta que, en estos casos, pueden aparecer contratiempos que incrementen la factura. Un consejo: no escatimes en la calidad de los materiales empleados.

6. Solicita la licencia de obra correspondiente. Es un trámite sencillo pero necesario. En función de los trabajos que vayas a realizar, necesitarás un permiso de obra menor o de obra mayor.

Consejos a seguir durante el transcurso de los trabajos

7. Permanece atento al desarrollo de la obra. Es recomendable que no te desentiendas del proyecto una vez que la obra dé comienzo. Comprueba que todo marcha en función de lo acordado, y que los acabados resultan de tu agrado.

8. Exige cambios si algo no te gusta. Es el momento de poner de manifiesto aquello que no te convence. No te cortes en decirlo porque, de lo contario, una vez terminado el proyecto, no habrá vuelta atrás.

 

También te va a interesar: Empresa de reformas, factores para saber elegirla.

 

9. Aprovecha para imprimir un estilo personal. Ya que te has embarcado en un proyecto tan ambicioso, no está de más que des un toque propio a tu casa. No te fijes solo en aspectos funcionales, sino también estéticos.

10. Renueva instalaciones y electrodomésticos. No tiene sentido que hagas una reforma si, por ejemplo, las tuberías o la acometida eléctrica van a seguir siendo viejas y obsoletas. Este es el momento, también, para montar aparatos nuevos.

Este decálogo te ayudará a hacer las cosas bien. Tu vivienda experimentará un cambio radical y el resultado será satisfactorio. Porque no hay nada mejor que sentirse a gusto en casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *