¡Llámenos ahora!

91 547 10 94

Reformar mi baño, ¿bañera o plato de ducha?

Reformar mi baño, ¿bañera o plato de ducha?

A la hora de hacer cambios en el hogar, una de las dudas más planteadas es: al reformar mi baño, ¿apuesto por mantener la bañera o la cambio por un plato de ducha? Antes de optar por uno u otro, debemos tener claras las ventajas y desventajas de ambos tipos.

Reformar mi baño: ¿plato de ducha o bañera?

Analizamos los pros y contras de ambas opciones a continuación.

Las ventajas del plato de ducha

Estos son los principales beneficios.

1. Decoración. El plato de ducha aporta al baño un toque moderno. Hoy en día, además, existen platos de colores, adaptados a la forma del baño, con diferentes mamparas, etc.

2. Mayor espacio. Si se cuenta con un cuarto de baño con poco espacio, el plato es una opción muy considerada, puesto que optimiza todo el espacio y se lo dedica a otros sanitarios, da más amplitud, etc. Existen platos de todos los tamaños.

3. Ahorro. Permite un ahorro de agua al aligerar el tiempo de ducha frente a la bañera.

4. Más seguridad. Para niños y personas mayores, el plato de ducha potencia la seguridad al acceder a ras de suelo. Las caídas o resbalones, quedarán en el olvido. El plato, también, es ideal para personas mayores o personas con problemas de movilidad.

 

Las ventajas del plato de ducha

 

Las desventajas del plato de ducha

Estas son los principales problemas.

1. Obras para su instalación. Se debe picar y hacer una pequeña reforma en el cuarto de baño. No podremos usar el baño en 48 horas. 

2. Azulejos y grifos. Al eliminar la bañera, se deberán poner nuevos azulejos o materiales. Asimismo, se deben subir las tomas de agua con lo que la superficie será mayor, contando con un tipo nuevo de azulejo. Lo ideal es contar con un azulejo hasta el techo.

3. Menor relajación. Una bañera nos otorga un baño muy relajante. La ducha no ofrece esto. Para que una ducha pueda ser relajante, únicamente existe la opción de ducha de lluvia o hidromasaje.

Las ventajas de la bañera

Entre los principales beneficios estarían los siguientes.

1. Divertida para los niños. Para bañar a los bebés, siempre es más fácil en una bañera, aunque existan bañeras para ducha.

2. Baños relajantes. Un baño espumoso será posible, por lo que la relajación es superior que con una ducha.

3. Bienestar frente a un dolor o lesión. Si se sufre una lesión, dolor muscular o inflamación, un baño con agua caliente puede ayudar al cuerpo a una mejora de la circulación sanguínea, por lo que se potencia una recuperación más rápida.

Las desventajas de la bañera

Son básicamente las siguientes.

1. Decoración. Las bañeras son muy poco versátiles como elemento decorativo. Como es lógico, hoy en día, existen diferentes modelos modernos que nos ofrecen mayores posibilidades al respecto. Los platos de ducha son tendencia y, además, cuentan con mayores modelos y colores.

 

También te va a interesar: Objetivo, reformar su baño.

 

2. Menos espacio para un cuarto de baño. La bañera ocupará buena parte del suelo, sobre todo si contamos con un baño pequeño, de pocos metros cuadrados. El plato de ducha optimiza mejor el espacio y potencia la optimización del espacio.

3. Menos ahorro. Se gasta mucha más y energía que con una ducha.

4. Menor seguridad. La accesibilidad es claramente peor, por norma general, si se compara con una ducha. No se recomiendan en hogares con niños, ancianos o personas con movilidad reducida. Los golpes y resbalones son más frecuentes de lo que se piensa.

¿Reformar mi baño? Claro que sí. Ya conoces las ventajas y desventajas de bañeras y platos de ducha. Ahora sí que puedes preguntarte con criterio: ¿apuesto por una bañera o plato de ducha?

Califica esta pagina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *