¡Llámenos ahora!

91 547 10 94

Reformas integrales de casas: ¿qué partes se deterioran más con el tiempo?

Reformas integrales de casas: ¿qué partes se deterioran más con el tiempo?

A la hora de emprender proyectos de reformas integrales de casas debemos tener en cuenta una serie de factores que son muy importantes. Uno de ellos es el paso del tiempo, que obliga a realizar un mantenimiento de manera periódica por el desgaste y deterioro al que somete a los elementos de las distintas estancias.

Pero no todas sufren sus efectos de la misma manera y al mismo nivel. Por eso vamos a contarte cuáles son las partes de una casa que están más expuestas.

Estancias y elementos del hogar que requieren mantenimiento regular

Atendiendo a aspectos como el uso, la funcionalidad y la comodidad, las zonas de una casa que más se estropean con el paso del tiempo son las siguientes:

1. El cuarto de baño. Es, sin duda, la estancia que más utilizas a lo largo del día y por lo tanto las posibilidades de que aparezcan desperfectos se multiplican. Tuberías que se obstruyen o se rompen, desagües que se atascan, cisternas cuyo mecanismo deja de funcionar, azulejos que pierden su brillo o acumulan cal y suciedad, techos en los que aparecen humedades… Tarde o temprano vas a tener que lidiar con alguna de estas circunstancias, de ahí que los expertos aconsejen acometer una reforma del baño al menos cada diez años.

2. La cocina. Igual que sucede con el aseo, se trata de otra zona sometida a un uso intensivo. Incluso el deterioro puede ser en este caso mayor porque se trata de una estancia en la que hay electrodomésticos y se producen vapores y es habitual la acumulación de grasas. Además, es un lugar donde manipulamos alimentos y el agua también entra en acción, y donde la limpieza, igualmente, es un factor determinante. Por tanto, la cocina es otra de las zonas de una casa que deben ser reformadas con cierta regularidad.

 

Estancias y elementos del hogar que requieren mantenimiento regular

 

3. Los cerramientos. Con el paso del tiempo, las puertas y las ventanas pueden llegar a perder sus atributos de aislamiento e impermeabilidad, lo cual afecta de manera directa al confort y a la sensación de bienestar en el hogar. También influye en la eficiencia energética, lo que se termina viendo reflejado en la factura de los suministros. Por lo tanto, es otro de los puntos que debes tener muy presente cuando vayas a plantear obras en tu domicilio.

4. Techos y paredes. El desgaste del tiempo también pasa factura a estos elementos, susceptibles de acumular suciedad, humedades, desconchones, manchas, roces, etcétera. En definitiva, motivos que obligan a realizar arreglos y a pintar también cada cierto plazo. Sobre todo si vives con niños pequeños, los desperfectos se multiplican y, en este caso, afean la imagen de tu vivienda.

5. Escaleras. Si vives en una casa con una escalera interior habrás comprobado que los años hacen mella en elementos como los peldaños o los pasamanos. Es una reforma que no debes pasar por alto debido a que estas circunstancias pueden influir de manera directa en la seguridad. El desgaste se nota aún más en aquellas que son de madera, un material que ofrece una resistencia menor.

6. Suelos. Sucede lo mismo que con los techos y las paredes. Sobre todo en las zonas de paso, es habitual que se pierda el brillo y se produzcan desconchones y manchas. El mantenimiento ha de ser más exhaustivo, cómo no, si tienes en casa suelos de madera.

Y tú, ¿cuánto hace que no renuevas tu hogar?

Como has podido comprobar, para que tu casa luzca siempre radiante y acogedora y para ganar en comodidad, las reformas integrales periódicas se nos antojan fundamentales. Hacer obras en casa es revalorizar tu vivienda, así que no lo dejes pasar.

Califica esta pagina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *